Reseña: Star Wars (Spoilers)

18 diciembre, 2015

¿A quién no le gusta un buen drama familiar? Y más si está ambientado en una galaxia muy muy lejana en un futuro muy muy lejano. Esto es lo primero que nos encontramos (y lo que cubre) la mayor parte de la película de Star Wars: El Despertar de la Fuerza. Película dirigida maravillosamente por J. J. Abrams, coescritor del guión junto a nuestro tan querido (y adorado) George Lucas y Lawrence Kasdan.

Esta nueva entrega (primera parte de una trilogía) no deja a nadie indiferente. Película dirigida a todos los públicos pero con gran vista, para mí, hacia los más pequeños de la casa, cuando siempre fue una saga para jóvenes-adultos, más que para niños. Con esto no quiero decir que los peques no puedan verla, ¡por supuesto que pueden!, pero como niños que pueden ver una película que es para adultos. No al revés. He de decir que culpa de esto la tiene Disney. Todos sabemos que Disney compró los derechos de Star Wars a Lucasfilm y todos sabemos cómo son las películas de Disney (yo las amo, ¿vale?) pero esto es así. Las películas de esta productora suelen seguir más el esquema de un cuento, me explico, ser películas que contengan tópicos (y en esto quienes hayáis visto Star Wars VII me daréis la razón), que sean previsibles y que, por supuesto, terminen bien. Pero, sobre todo, uno de los objetivos de Disney es entretener a todos los públicos y tener bastantes toques cómicos.


En este capítulo de Star Wars, a diferencia de en los anteriores, notamos gran presencia de escenas cómicas entre los personajes y las cosas que les pasan. También es que estamos hablando, por ejemplo, de conversaciones entre Finn (humano) y BB8 (cuqui droide); entre Chewbacca y Han;… Y ya que hemos abierto este tema, hablemos de algunos de los nuevos personajes.
¿Quién es ese tal Finn? FN-2187, o Finn para los amigos, es uno de los miembros (digo miembro porque él no es un clon, simplemente fue reclutado de pequeño para estar entre sus filas) del ejército clon de la Primera Orden (los nuevos malos malísimos) que decide huir cuando tiene que matar por ellos a gente inocente. En su huida conocerá a una misteriosa chica que vive en el desierto de Jakku y a su pequeño acompañante, el droide BB8. Siguiendo las órdenes del gran piloto de la Resistencia, Finn y Rey huirán juntos para llevar al droide hasta estos y descubrir el paradero del desaparecido Luke.
  
Rey se convierte así en uno de los personajes principales de esta primera entrega. Fue abandonada por su familia en ese desierto con la única esperanza de que algún día regresarían a por ella. Durante su viaje con Finn en el Halcón Milenario se toparán con el mítico Han Solo y su compañero Chewbacca. Poco a poco vamos conociendo su historia y todo lo que ha pasado desde la entrega del anterior episodio, el VI.

Y aquí es donde entra en escena el villano de este episodio: Kylo Ren. Qué decir de este personaje… Kylo es, ni más ni menos, el hijo “perdido” de Han y Leia. Digo perdido porque lo está. Estaba entrenándose con Luke para ser jedi hasta que el poder de la oscuridad se apoderó de él y se reveló contra su maestro y sus compañeros, dejándose convencer por el malvado Snoke y sus engaños. Kylo es un personaje muy poderoso, perdido entre la luz y la oscuridad, el bien y el mal. Se debate entre qué camino escoger cuando la luz es tan fuerte en él pero la oscuridad su mayor deseo. Ve en su abuelo, Darth Vader, un auténtico ejemplo de fuerza y poder, y desea superarle convirtiéndose en el Sith más poderoso de la Galaxia.

Un momento, aclarémonos con tanto lazo y lío familiar. Tenemos a Leia Organa, hermana melliza de Luke Skywalker, ambos hijos de Padme Amidala y Anakin Skywalker (o Darth Vader), quien se enamora de Han Solo. Ambos tienen un hijo, Ben, que posee una fuerza innata en él y, por ello, se convierte en Kylo Ren, Caballero de Ren, embaucado por la oscuridad y la ambición de poder. Por otro lado, está la chica misteriosa del desierto. Sin padres, sin familia, que comienza a dar señales de poseer fuerza en ella. El propio Kylo experimenta ese poder y sufre sus consecuencias. La jovencita del desierto es más poderosa de lo que parecía, y, no teniendo bastante con demostrar tal fuerza sin haber aprendido a usarla antes, siente la llamada de la espada láser de Luke, heredada de su padre, espada con la que derrota a Kylo Ren.

¿Qué podemos decir de esta chiquilla? Por ahora son solo teorías pero, todo apunta a que tenemos ante nosotros a la mismísima hija de Luke Skywalker, por consiguiente, prima de Kylo Ren. (¿Suficiente drama familiar por ahora?).

No quiero ni pensar en una cena familiar con esta gente…


A continuación, comentaré algunos aspectos de la película tratando de no extenderme mucho más. Lo primero que me ha llamado la atención es cuánto ha cambiado la esencia de Star Wars con respecto a las dos sagas anteriores. Disney ha obrado bien su trabajo. La esencia original está ahí, y sigue siendo la Guerra de las Galaxias (las espadas láser, la fuerza, los droides, el espacio, los viajes a la velocidad de la luz, la guerra entre la luz y la oscuridad, el drama,…), esa esencia de ciencia ficción pura que tanto amamos sigue ahí pero algo ha cambiado, como que ya no es lo mismo. Quizá porque es una nueva saga, con nuevos personajes, nuevos líos, nuevos problemas, o quizá simplemente me lo parezca a mí. Pero yo lo noto.

Es una película que me ha encantado, y es tan solo la primera, y que volveré a ver veinte veces más. A su favor diré que es bastante amena desde el principio, acción todo el tiempo a un ritmo trepidante que te embauca en una historia alucinante desde el primer minuto. Los nuevos toques cómicos son un buen punto a favor, porque te hacen reír en más de una ocasión a lo largo de las 2 horas y 15 minutos que dura la película. Sí que me gustaría remarcar un detalle, los efectos especiales. No dejan indiferente a nadie, como cabía esperar de una película de pleno siglo XXI. PERO (sí, hay un gran pero) me veo en todo mi deber de decir, y afirmar, que nada tienen que envidiarle los efectos de las sagas anteriores (quizá la primera de 1977 fuera más clandestina, pero aún así estaba bastante a la altura). Siempre me ha parecido una saga muy bien ambientada, con unos efectos muy bien cuidados y pulidos, y bastante avanzados.

También necesito destacar el hecho de que se haya encargado, de nuevo, la tarea de la Banda Sonora al gran maestro John Williams. Él compuso una de las bandas sonoras de cine más clásicas y míticas de la historia de este y me alegra saber que hayan decidido continuar con su trabajo en esta nueva entrega. Ha hecho un trabajo increíble, con una ambientación sonora perfecta.

Y, por último (a pesar de que podría seguir hablando, o escribiendo, durante horas sobre la película) quiero hablar del punto más fuerte de esta película: los guiños que a las entregas anteriores hace. Ya no solo con pequeños detalles como frases o recuerdos, sino con la aparición de personajes de la saga antecesora (los episodios IV, V y VI). Yo por edad, obviamente, no he podido seguir la saga desde el estreno de estos episodios, pero sí que la he seguido desde pequeña y desde entonces se convirtió en una de mis sagas cinematográficas favoritas y uno de mis mundos fantásticos a los que me escaparía de poder elegir (siempre soñé con ser una Jedi, ¿vale?). Pero yo, al igual que cientos de miles de fans entregados a la saga desde que empezó, desde la segunda saga, desde ese momento en el que decidieron ver Star Wars para ver qué era eso de lo que todo el mundo hablaba, no he podido evitar emocionarme cada vez que aparecía en la pantalla algo o algún personaje conocido, como Leia, Han, Chewbacca….RD-D2. ¡R2-D2!


Quien dirigió esta película sabía que iba a estar dirigida a una nueva generación de seguidores de la saga, pero también que era la nueva entrega de una saga con uno de los fandoms más grandes de la historia del cine y que todos esperaban con ganas, por lo que acertó de lleno cuando decidió incluir a estos personajes en la película. Y no solo incluirlos, sino cómo los incluyó. El hecho de que fueran los actores originales (Harrison Ford, Carrie Fisher y Mark Hamill) le añade más sentimiento y acercamiento a los fans más veteranos de la saga.

Antes de acabar necesito mencionar un detalle que, creo, no ha pasado desapercibido para nadie en la película: Kylo Ren o, mejor dicho, el actor que han escogido para dar vida a este personaje. Disney nos vende un personaje malvado, un verdadero villano, que cuando se quita la cara y muestra su cara más bien parece el típico villano palurdo que no acierta ni una y al que puede hasta una mosca. No hablo de su apariencia física, ni de que sea más o menos guapo, simplemente de sus expresiones y sus formas. Se supone que estamos hablando de Kylo Ren, un Sith súper-ultra-hiper-mega poderoso que ayudará a derrotar a la Resistencia y a ejercer la fuerza de la oscuridad por toda la Galaxia y, sin embargo, cada vez que se quita la máscara y habla parece un crío que no sabe qué hacer con tanto poder. Parece un poco de chiste, sinceramente. Y que Finn, un simple soldado, pudiera con él la primera vez que toca una espada láser…lo dice todo. ¿No os parece? Incluso que su prima le venciera la primera vez que descubre el poder que en ella posee.

Esto en tiempos de Anakin no pasaba. Por Dios, ¿quién no amaba a Anakin, al personaje y a actor? Ayyy, cómo la han cagado con este…Pero, hay que continuar con la crítica, que ya está a puntito de acabar.

Un último detalle y pasamos a la valoración final. ¿Nadie se ha dado cuenta de que, en los primeros 10 minutos de la película, en la cabina de mandos de la estrella en la que Kylo Ren está, aparece Thomas Brodie-Sangster? Son apenas 10 segundos, ¡pero aparece!



Y qué me decís de que el presidente Snow esté entre las filas de la Resistencia...es tan ¿¡WTF!?Snow, ¿qué demonios estás haciendo tú en Star Wars?
                               

Lo mejor:                                                                          Lo peor:
-Los guiños al pasado                                                    -Kylo Ren (actor e interpretación)
-La nueva trama y los líos familiares                                 -Disney
-El ritmo y acción trepidantes y continuos
-R2-D2

Valoración★★★✩

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada