Crítica - Adaptación a la gran pantalla de La quinta ola.

09 marzo, 2016

¡Inquietos caminantes!, hace casi un mes ya pude escaparme e ir al cine a ver (de una vez) la adaptación de La quinta ola. 
Pero....no son buenas noticias las que voy a contar. Realmente me duele tener que escribir esta entrada pero no puede ser de otra manera. No quiero vender algo que no es. Siempre soy muy sincera con todo lo que escribo y opino todo lo que siento sobre un libro (o su adaptación) porque es lo que es. No me gusta la gente que va de “postureos” tan solo porque es la moda y es lo que se supone que debería de decir sobre algo, yo no soy así y no quiero ser otra más. Así que, si el libro no me llegó a convencer (aquí os dejo el enlace a la reseña que hice) y la película me dejó demasiado fría, pues lo digo. Y estoy segura, pero segurísima, que no soy la única que lo piensa. Por si acaso, voy a daros unos cuantos motivos de por qué me siento así.

AVISO si no has visto o leído La quinta ola: ¡SPOILERS!


En primer lugar, el desarrollo de la trama en la gran pantalla es igual de pobre que el de la novela. Un ritmo lento y pesado que hace que te cueste engancharte de verdad a la historia y sentirte parte de ella. Me parece que La quinta ola es una novela a la que podrían haberle sacado mucho juego y haber hecho una gran película de acción y escenas frenéticas que, sin embargo, se quedó en un muermo de película para ver una vez...y quizá no más.

(Disculpad si soy muy directa, borde, bruta o simplemente mala comentando sobre ella, pero es que es así. Al menos para mí, estoy hablando desde mi más sincera opinión personal. Sé que hay mucha gente a quien le gustó, y lo respeto).

Otro punto que me resultó muy extraño es que no se mencionara nada sobre el País de las Maravillas. Sí que se nombra una vez, creo, sobre el final, pero nada más. En el libro es de lo poco que sabemos de los alienígenas y en la película directamente lo cortaron. Otra cosa que no me gustó es que no apareciera el término “volverse Dorothy”. Me pareció algo muy curioso en la novela y que ayudaba a los niños a plantearse qué era lo que realmente estaba sucediendo ahí dentro (en la base Wright-Patterson) y tampoco se mencionó nada sobre ello. Igual que eliminaron a Megan, la niña que viajaba en el autobús con Sammy. No he leído el segundo libro todavía pero me han comentado que tiene un papel importante en la segunda entrega. Entonces, ¿por qué decidieron omitirla en la adaptación?

Sé, y muuuy bien, que en una adaptación muchísimas cosas tienen que ser omitidas porque no pueden reflejarse en dos horas de película pero, aún así, a veces omiten detalles que marcan la línea en la que las cosas van a ir sucediendo y no deberían omitirlas como si nada. Es como un efecto mariposa, omiten una cosa y esto da lugar a que deban cambiar otra cosa que va a suceder más adelante. Eso es justo lo que pasó con esta adaptación y es lo que más me ha decepcionado de la producción. 

Quizá sea tarde para avisarlo pero esta entrada va a ser un poco larga. Un poco quizá bastante porque quiero comentar bien todos los aspectos que conseguí retener al salir del cine que me dejaron contrariada.

Así que, volvamos al tema de todas esas cosas que en la película sucedieron de una manera totalmente diferente al libro. Una de las escenas que cambiaron sin sentido fue esa en la que Cassie, su padre y su hermano están en el campamento para refugiados y llegan los militares para llevarse a los niños en el autobús a la base principal y poder mantenerlos a salvo hasta regresar a por los adultos. Bien, en el libro Sam debe subir solo al autobús porque no dejan pasar a su hermana mayor por superar la edad permitida y no ser considerada una niña. Esto hace que Cassie le prometa a su hermano volver a buscarle, averiguar dónde está y volver a por él. Esa promesa, esa preciosa promesa entre hermano pequeño y hermana mayor, marcan el destino de la protagonista y la mantienen a flote hasta el final sin rendirse ni un solo momento. Ahora bien, en la película esto no sucede así.

En esta, Cassie sí sube al autobús con su hermano pero este se acuerda de golpe que ha dejado su oso en alguna de las habitaciones del campamento haciendo a Cassie bajarse y volver a por él. Para cuando lo ha encontrado y se dispone a regresar al autobús este ya se está alejando sin que ella pueda hacer nada por evitarlo y ve a su hermano apoyado en el cristal de atrás llamándola. Que Cassie y Sam se separen de esta manera hace que se pierda toda la esencia que esta escena tenía en el libro. Hace parecer que todo es culpa de un berrinche de Sam y que Cassie no tiene más remedio que ir a buscarle porque, si no se hubiera encabezonado con recuperar su oso, ella no habría tenido que bajarse a por él, no habría perdido el autobús y no habrían tenido que separarse.

Me parece un cambio muy gordo, totalmente innecesario y que solo consigue echar a perder la esencia del libro; de las pocas escenas emotivas y conmovedoras de este, la pureza de la promesa de Cassie es algo que se pierde por completo en la gran pantalla. Una lástima.

Ahora quiero comentar otra escena de la película. Una escena que seguro que A NADIE le pasó desapercibida cuando la vio en el cine. Una escena que no ha sido alterada, sino que simplemente no tiene lugar. Nunca sucedió en el libro...pero en el cine, por alguna razón, decidieron inventar. Quizá aquí juegue en mi contra el hecho de no haber leído el segundo libro y no saber qué sucede entre Ben y Cassie, pero eso no les da derecho a añadir escenas en la adaptación de la primera parte de cosas que en el libro en el que “supuestamente” está basado no sucedieron. 

Estoy hablando de la escena de la fiesta que aparece al poco de empezar, esa en la que Cassie y Ben se encuentran cuando ella se iba a casa y se sonríen, charlan un poco y se despiden. Un primer (y esperanzador) encuentro que nunca llegó a suceder (salvo en la furtiva imaginación de Cassie). Como he dicho, no sé qué sucede entre ambos más adelante, pero los productores de la película dejan muy claro su interés al respecto: que Cassie y Ben sientan algo el uno por el otro. Solo hay que fijarse en las miradas y las sonrisas que Ben le dedica a Cassie a partir de esa escena. Ben estaba coladito por ella, al igual que ella por él. Y en el libro, cuando se encuentran en la base Wright-Patterson mientras rescatan a Sam, él ni siquiera la reconoce. 

¡Que alguien me explique por qué ese cambio, por qué cambiar tanto la relación entre dos personajes si en el libro no empieza así! Podrá pasar después lo que tenga que pasar, pero el hecho de alterar el cómo se conocen y el cómo se ven el uno al otro ya cambia todo lo que viene después. Y, según nuestro efecto mariposa, este acontecimiento da lugar a que cuando Cassie y Zombi se encuentran en la base, sea él el primero en reconocerla a ella del instituto y presentarse. Esto, por supuesto, pasa al revés en el libro. Otro cambio innecesario propiciado por el cambio anterior.

Hablando de hechos a los que se le han dado totalmente la vuelta, mencionemos ese momento en la película en el que Evan le cuenta la verdad a Cassie; el cómo él le “salvó” la vida. Sí, sí. Salvó. Salvó porque él no era el silenciador que la seguía, que le apuntó con su arma y que le disparó en la pierna. No, el Evan de la peli la seguía, sabía sobre ella, sentía cosas por ella...y cuando llegó el momento de dispararle, cuando llegó ese momento, el apuntó y disparó. Disparó al silenciador que se escondía un poco más allá entre los árboles y que iba a eliminar la única cosa por la que él quería seguir viviendo. En serio, ¿por qué? ¿Por qué nos venden esta versión aún más edulcorada y caballerosa de alienígena-insertado-en-un-cuerpo-humano? 

No entiendo por qué cambiar esa escena. Me parecía perfecta en el libro, me parecía genial que fuera él quien le disparara, porque su parte alienígena así se lo pedía, pero que se echara atrás cuando su parte humano se sobrepuso y superó a la extraterrestre. Cuando sus sentimientos ganaron. Ese detalle se omite en la adaptación y me parece que parte de la esencia (aún más) se ha ido con él.

Perdonad que esté tan quejica, de verdad, y que esté siendo tan largo y pesado, de verdad que sí, pero es que estoy muy indignada. Esperaba que la adaptación superara al libro y consiguiera terminar de llenar los huecos que la obra me dejó...pero no fue así, sino al contrario, y estoy muy decepcionada. Necesito compartirlo con vosotros y ver si no soy la única y hay alguien por ahí que me entiende.

Vale, bien. Sigamos entonces con esas cosas que “nunca pasaron”. La doctora, esa señora tan dulce, tierna y amable que aparecía en el libro y ayudaba a los niños que llegaban en los autobuses a sentirse a salvo y seguros. El sargento Reznik, ese hombre tan horrible que hizo sufrir a los niños desde el primer momento que apareció en sus vidas. El fuerte, cruel y despiadado sargento Reznik. Tan opuesto a la doctora, tan diferente, tan contrario. Pues en la película es increíble el parecido que debieron de verles porque decidieron sustituir a la encantadora doctora por una mezcla de esta con el sargento Reznik. Una mujer imponente y frívola que se hace llamar Reznik. Sí, como oís, igual que el sargento. Estoy de acuerdo en que en el libro no se especifíca si este es mujer u hombre, pero apostaría a que es lo último y, aun siendo de otra manera, no veo el por qué fusionar ambos personajes. 

De nuevo el efecto mariposa, sustituir estos personajes por uno solo que se encarga de todo hace que las escenas con el sargento Reznik desaparezcan de la gran pantalla. Sí muestran imágenes fugaces del entrenamiento de los niños, sobre todo del pelotón de Zombi, pero no muestran la dura competición entre pelotones, ni la mayoría de escenas que tienen lugar durante las partes en las que Ben narra (las mejores, para mi gusto). Esto da lugar a que un hecho muy importante sea eliminado completamente del tablero: cuando el pelotón de Zombi es enviado a su primera misión y alguien les dispara desde lo alto de un edificio. Descubren que es Reznik y, al acabar con él, qué es el chip que llevan implantados en el cuello y qué les hace hacer y ver. En resumen, les hace darse cuenta de para quiénes estaban trabajando. Este detalle es muy importante y singular y que lo eliminaran me pareció horrible, otro cambio innecesario que le hace perder puntos como adaptación y como película.
Comentando las partes de Ben, destacar que si en el libro se profundizaba poco en los personajes secundarios (como los miembros del pelotón de Zombi, por ejemplo), en la película aún menos. De muchos de ellos ni siquiera llegamos a saber el nombre y la relación entre Hacha y Zombi queda relegada a un súper segundo plano, sin llegar a crear la atmósfera que entre ambos se creaba en el libro. Esa conexión y esa complicidad que entre las narraciones de Zombi se desprendía desaparece por completo. Me dio muchísima rabia que lo hicieran, porque son una pareja que me encanta, pero supongo que si su misión con la peli era apuntar las miradas hacia Cassie y Ben como futura posible pareja en contraposición a la de Evan y Cassie pues...trabajo conseguido.

Otra relación que decidieron omitir fue la de Ben y Sam. Lo primero es que ambos llegan a la vez a la base, cosa que en los libros no pasa, y lo segundo, es que apenas vemos una escena entre los dos, una escena en la que simplemente intercambian unas pocas palabras y empiezan a cantar desde sus camas y eso se supone que ya es motivo para que Zombi, estando en plena misión y recién habiendo descubierto quiénes son ellos, decida regresar y arriesgar su vida por ese pequeño. No es creíble, para nada. Y, de nuevo, la esencia del libro se pierde por completo.

En general, todo lo que en cuanto a Ben y su historia en la adaptación se trata, me ha parecido un desastre. Ben ve en Sam el reflejo de su propia hermana y la oportunidad de hacer las cosas diferente. De cambiar y poder ayudar a ese niño, de hacer lo que con su hermana no pudo. Sin embargo, esta idea no la tenemos en la película, ya que ni siquiera sabemos qué pasó con su hermana. El Ben del libro es increíble, su evolución desde el típico chico de instituto al chico que termina siendo tras las olas y su paso por la base es brutal y consiguió convertirse en mi personaje favorito. Un chico fuerte, con las ideas claras, y una personalidad muy fuerte. Con un sentido del humor muy particular y un gancho muy atractivo. ¿Es así en la película? La respuesta es fácil y seguro que la sabéis: no. 

En la película (y por mucho que haya leído comentarios de gente opinando que sí, yo no creo que sea culpa del actor pues creo que Nick era perfecto para el papel y podría haberlo clavado de haber tenido que hacerlo. Pero no era lo que querían, porque en la película Ben tenía que estar pillado por Cassie, y que esta sintiera algo por él, pero que el chico con el que acabara estando fuera Evan, el chico por el que las espectadoras nos volviéramos locas también – de ahí que cambiaran el hecho de que salva a Cassie de otro silenciador, no de sí mismo-), como decía, en la película Ben es un soso, un personaje insípido que no hace nada, que no aporta nada y que no cambia de expresión ni de personalidad en toda la película. 

Hay escenas en las que se ven pequeñas muecas a su personaje en el libro pero, aún así, no son suficientes para crearte esa imagen del "Zombi literario". En la película, el cambio en su personalidad, las pocas escenas que muestran realmente suyas y la falta de información sobre su personaje, le hacen parecen insulso e irrelevante. Si, tal y como pienso, este cambio es por conseguir enfocar la atención en Evan, me parece una total y completa absurdez. Cada personaje está ahí por algo, y es de una manera por algo. No pueden decidir cambiarlos porque sí, porque no. Si son así, son así. Y el hecho de que sea una adaptación no les da el poder de cambiar eso. Es algo que nunca me va a parecer bien pero, qué le voy a hacer, la película ya está hecha y estrenada. 

Película que me ha parecido realmente aburrida y pesada. Aparte de que tiene incluso menos escenas de acción que el libro y muy poco desarrolladas, muy rápidas incluso. Los efectos especiales, para tratarse de una gran producción como se trataba, también han dejado mucho que desear; sobre todo el del alienígena incrustado en el cerebro de los humanos. Yo misma leyendo esa parte del libro me lo imaginaba más real. 

En general es una adaptación muy normalilla, más bien hecha para entretenerse un rato. No se hace larga pero tampoco corta. Le falta acción y profundización en la historia y los personajes (igual que el libro) pero esta falta es aún más abismal en la peli.

Lamento tener que darle tan baja nota porque las expectativas que tenía en que la adaptación pudiera mejorar el libro eran muy altas…pero, opino igual que en la reseña de La quinta ola #1: es un libro de preparación para lo que vendrá más adelante (o al menos es lo que espero). Una “toma de contacto” con una historia más que trillada y muy poco innovadora que debería ir tomando forma y fuerza en las continuaciones.

★★☆☆

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada